«Con Filipinas, las empresas españolas cuentan con un valor añadido incalculable por el pasado compartido»

«Con Filipinas, las empresas españolas cuentan con un valor añadido incalculable por el pasado compartido»

Aragón Exterior organiza el próximo 25 de julio varias reuniones individuales para que las empresas aragonesas resuelvan sus dudas sobre este mercado. Las compañías se reunirán con Bárbara Apraiz, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Española en Filipinas.

 

Bárbara Apraiz, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Española en Filipinas.
Bárbara Apraiz, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Española en Filipinas.

20/7/18. Filipinas recibió durante un tiempo la peyorativa calificación de ‘El enfermo de Asia’, pero su PIB ha registrado datos espectaculares en la última década, con un crecimiento anual medio superior al 5,7%. Aragón Exterior, que facilita la promoción, búsqueda de contactos, intermediarios y procesos de selección en el país, organiza el 25 de julio varias reuniones individuales para que las compañías aragonesas resuelvan sus dudas sobre este mercado. Las empresas contarán con el asesoramiento de Bárbara Apraiz, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Española en Filipinas. De la relación histórica entre Filipinas y España «todavía queda un sentimiento muy muy positivo. Tenemos un valor añadido incalculable en este aspecto», adelanta Apraiz.

¿En qué pilares sustenta Filipinas su actual fortaleza económica? La responsable de la Cámara de Comercio Española en Filipinas apunta varios factores: «Los recursos de personal, sus más de 100 millones de personas con una edad media de 24 años, sus recursos naturales y su dominio del inglés han atraído a muchas multinacionales. ¡Los datos macroeconómicos son de libro!».

Sin embargo, el PIB per cápita -pese a que también se ha incrementado notablemente en paralelo al PIB del país- sigue siendo bastante bajo. ¿Se está empezando a crear una clase media en Filipinas? «Sí y crece cada año, despacio pero seguro. El Banco Asiático de Desarrollo augura que así seguirá siendo», afirma la responsable de la Cámara de Comercio.

Fuente: Datosmacro.com

Oportunidades de negocio

La Cámara de Comercio Española en Filipinas detalla nueve sectores empresariales donde se concentran las principales oportunidades de negocio:

  • Energía: Filipinas es un país con abundantes recursos naturales. Sin embargo, dichos recursos naturales no son muy explotados: únicamente un 1,5% de la tierra tiene permisos de explotación y dicho sector contribuye tan sólo en un 3% al PIB del país. Por ello, Filipinas se ve obligada a importar la mayor parte de la energía que consume.
    Las razones para esta escasez de energía son tanto las condiciones geográficas como la limitada oferta doméstica de combustible. Además, la demanda de energía está creciendo constantemente, mientras que la capacidad de generación está creciendo a la mitad de ritmo. Esto supone un incremento de coste de la energía en el país, especialmente en comparación con otros países del sudeste asiático. La principal fuente de energía del país es el carbón, a partir del cual se produce alrededor del 35% de la energía total. Con el objetivo de satisfacer la creciente demanda de energía del país, el gobierno está expandiendo de manera continua la exploración de combustibles fósiles en el país mediante las Philippines Energy Contracting Rounds (PECR).

 

  • Sector industrial: La fuerte demanda interna y el crecimiento en el mercado de las exportaciones ha permitido que en los últimos años se esté consolidando el sector industrial filipino. El alto número de personal cualificado y el mercado doméstico de más de 100 millones de personas han logrado atraer a empresas extrajeras y han favorecido la creación de nuevas empresas filipinas. Además, la firma en los últimos años de tratados de comercio por parte del gobierno y, sobre todo, la privilegiada situación geográfica del país favorecen notablemente las exportaciones. El sector de la industria, compuesto por el sector manufacturero, minería, electricidad y agua y construcción, contribuyó en 2016 en un 23% al PIB del país. La mayoría de productos son exportados a China, donde son procesados y finalmente comercializados en países como Estados Unidos, donde la demanda de los mismos es estable. Además, el transporte de mercancías está creciendo a un gran ritmo en los últimos años.

 

  • BPO: La externalización de procesos de negocio (BPO, por sus siglas en inglés) ha pasado de ser una simple idea a ser uno de los principales motores de la economía en menos de dos décadas. El primer centro de BPO comenzó en 1999 y en la última década ha crecido a un ritmo del 10% anual, convirtiéndose en la mayor fuente de empleo privado del país. Además, ha contribuido al crecimiento de otros sectores de manera indirecta, ya que los salarios pagados en el sector han potenciado el gasto familiar. La mayor parte de los procesos comerciales externalizados están relacionados con centros de atención al cliente y oficinas de gestión por el ahorro en gasto que supone para las grandes empresas la contratación de personal con un elevado nivel de inglés en Filipinas en comparación con el país de origen.

 

  • Venta minorista: El crecimiento del PIB ha favorecido notablemente la venta al por menor. El gasto familiar se ha incrementado en ratios de entre el 6,7% y el 8,2% desde 2013. Dado que las zonas urbanas están exponiéndose cada vez más a una mayor competencia, las empresas del sector están expandiéndose progresivamente por las provincias y ya no únicamente por las grandes ciudades. El sector de la venta minorista de gama media y alta está dominado por cuatro grandes corporaciones: Ayala Group, SM Investment Corporation, Robinsons y Rustan’s.

 

  • Turismo: El archipiélago cuenta con un clima tropical muy atractivo para los turistas, especialmente en los meses de enero a mayo, conocidos como la época seca, debido a las limitadas precipitaciones. Sin embargo, debido a las escasas infraestructuras y su mala calidad, el turismo que recibe el país está muy por debajo de otros países de la zona, como Tailandia, país que recibe seis veces más turistas que Filipinas. Por su parte, el turismo doméstico ha crecido aún más rápido, un 14% de media anual, gracias a las aerolíneas de bajo coste y el crecimiento de la clase media filipina. Esto ha contribuido a que el turismo constituya el 8,6% de le economía filipina.
    En cuanto a la inversión extranjera en la construcción de hoteles, se permite que los extranjeros alquilen la tierra por 25 años, renovable por periodos del mismo tiempo hasta un máximo de 75 años, pero en ningún caso se permite a personas sin nacionalidad filipina poseer la tierra. Además, es requisito indispensable para la concesión de tal permiso una inversión mínima de 5 millones de dólares, de la cual el 70% debe ser en los primeros 3 años. De la misma manera, los foráneos pueden poseer la totalidad de un restaurante únicamente cuando inviertan un mínimo de 2,5 millones de dólares.

 

  • Transporte e infraestructuras: el país juega con una ventaja competitiva en este sector por su posición geográfica estratégica tanto en rutas comerciales globales como en regionales. Además, sus ataduras históricas con Estados Unido provocan que sea su principal socio comercial. Sin embargo, el archipiélago está incrementando su comercio con el resto del continente asiático, especialmente China, Japón, Corea del Sur y los países miembros de ASEAN. Por desgracia, estas condiciones geográficas suponen a la vez un gran reto para el sector del transporte, ya que sus 100 millones de habitantes están repartidos en únicamente 2.000 metros cuadrados de territorio dividido en más de 7.000 islas con más de 36.000 kilómetros de costa, lo cual supone un significativo incremento en los costes de transporte, tanto de mercancías como de personas.
    La red de carreteras está muy poco desarrollada y parte de unos problemas de base: las pocas autopistas que hay cruzan las principales ciudades, generando problemas de seguridad y ralentizando el tráfico. Bajo el nuevo plan de desarrollo de infraestructuras de la Administración Duterte se pretende incrementar el gasto público en infraestructura un 125% entre 2017 y 2022, llegando a alcanzar un porcentaje del 7,4% del PIB.
    El transporte público está también poco desarrollado y está compuesto en su mayoría por taxis, triciclos motorizados, jeepneys y autobuses, esto es, vehículos incapaces de evitar el mal tráfico imperante en las grandes ciudades. El único servicio de metro se sitúa en Manila y consta de tan sólo 3 líneas y, pese a haber sido construido en 1985, no ha experimentado ningún tipo de progreso en el servicio, por lo que los vagones están a rebosar y la mayoría de gente prefiere utilizar el transporte privado.
    El transporte portuario no cesa de crecer año a año debido principalmente a la mayor población, el incremento en la demanda de productos extranjeros en el país, el aumento de la producción industrial y el crecimiento en el sector turístico.

 

  • Construcción e inmobiliario: A finales de 2014 la industria de la construcción suponía casi el 6% de la economía filipina y un 6,6% del empleo. Debido a un crecimiento sostenible de la demanda y perspectivas prometedoras de futuro, el sector ha crecido durante los últimos años en torno al 11%, registrando en 2016 un crecimiento del 14,6%. El sector privado ha sido tradicionalmente la principal fuente de financiamiento de proyectos de infraestructuras en Filipinas, por encima de la inversión pública y, sobre todo, de la ayuda externa.
    Los proyectos residenciales lideran el sector inmobiliario. Esto es consecuencia del crecimiento de la población y del aumento de trabajadores con capacidad adquisitiva, gracias sobre todo al boom de servicios subcontratados en el país. De hecho, la mayoría de compradores de inmuebles son jóvenes trabajadores, en especial del sector de servicios externalizados.
    La participación extranjera en el sector está limitada por el Gobierno en cuanto a la propiedad de la tierra y participación del capital. Sin embargo, hay varias firmas extranjeras que colaboran con empresas locales. En junio de 2015 se aprobó una ley que concedía algunos beneficios a las empresas extranjeras en cuanto a permisos de construcción y participación de capital. Sin embargo, el escenario actual está todavía por especificar.

 

  • IT y telecomunicaciones: Por la creciente industria de servicios subcontratados en el país y con una población joven cada vez más demandante de servicios de internet y dispositivos digitales como smartphones, el país presenta oportunidades para aquellas empresas que ofrecen contenido multimedia, publicidad online y ventas de comercio electrónico. Sin embargo, hay algunas barreras que pueden obstaculizar dicha expansión, como puede ser la velocidad de internet. A pesar de que Filipinas sea conocido mundialmente como centro de servicios IT, el país se encuentra en la 108ª posición en cuanto a velocidad media de conexión, siendo ésta de tan sólo 2,8 Mbps. La dificultad que tienen las empresas de telecomunicaciones internacionales para entrar en el país provoca que haya poca competitividad en el mercado, lo cual afecta negativamente a los precios y a la calidad del servicio.

 

  • Agricultura: Sigue siendo uno de los pilares de la economía filipina, empleando al 25,8% de la población activa del país en el 2016. En los últimos años se han llevado a cabo diversas medidas para promover cultivo de arroz y el maíz, alimentos imprescindibles para el autoabastecimiento del país. Entre estas medidas está el suministro a los agricultores de fertilizantes, vástagos y otros insumos agrícolas. Estas medidas se han visto afectadas por uno de los principales problemas de Filipinas, la corrupción, ya que se han encontrado numerosos casos en los cuales estos suministros han sido revendidos en el mercado negro. Otra de las prioridades a la hora de estimular el sector es la expansión y rehabilitación de la red de riego, que actualmente alcanza sólo la mitad de las tierras agrícolas.

 

 

Negocios en Filipinas

Como principales centros de negocios del país, Bárbara Apraiz, la directora de la Cámara de Comercio Española en Filipinas, destaca Manila, Cebú y Davao en Mindanao, «aunque todas las empresas cuentan con oficinas centrales en Manila».

Pese al gran crecimiento económico del país, una duda común entre las empresas que quieren operar en Filipinas es la facilidad para hacer negocios en este mercado y las posibles trabas que se pueden encontrar. Según el índice ‘Doing Business 2018’ del Banco Mundial, Filipinas se encuentra en el puesto 113 de 190. «El tema de socios locales no es sencillo ya que, dependiendo del sector, el socio local debe contar con el 60%. La ley cambia constantemente, existe lentitud en los procesos,… Y, sin embargo, es un país lleno de oportunidades. Realmente es el momento de Filipinas», asegura Apraiz.

Otro reto importante para las empresas es el de la logística, ya que el país está integrado por más de 7.000 islas. Apraiz destaca los avances -tanto presentes como planificados- que se están impulsado: «La logística es, efectivamente, un desafío. Actualmente se están mejorando mucho las redes de puertos, ferries,.. así como las diferentes tasas en cada puerto. El país también está realizando una mejora impresionante en aeropuertos, carreteras y trenes. El plan Build Build Build del presidente Duterte es muy ambicioso y, si se cumple, en 2021 será otra Filipinas».

No se puede obviar tampoco que Filipinas fue una colonia española durante más de 300 años. «Queda un sentimiento muy muy positivo. Tenemos un valor añadido incalculable en este aspecto. Se percibe lo español como de mejor calidad y se paga por ello», asegura Apraiz.

 

Exportaciones aragonesas

Fuente: Base de datos de comercio exterior de la Agencia Tributaria y las Cámaras de Comercio

Las ventas de la comunidad a este mercado se acercaron a los 22 millones de euros en 2017, un 10% más respecto al ejercicio anterior y más del doble que hace cinco años. Durante el último ejercicio, las exportaciones se concentraron sobre todo en el sector cárnico (44,5%) y textil (43,4%).

«El sector cárnico cuenta con muchísimo potencial. Otros productos de los que cada año se incrementa su consumo son el vino y los productos lácteos», destaca Apraiz.

Deja un comentario