Aragón Exterior
Síguenos en   

Brasil abre su negocio olímpico a las empresas españolas hasta 2016

01/01/1970

Es la novena economía del mundo con un ritmo de crecimiento del 5% para los próximos cinco años. Río de Janeiro ha sido elegida sede para los JJ OO de 2016, y este evento ha abierto las puertas para la inversión en un país avalado por sus cifras.

 

Brasil es el primer destino de la inversión española en América Latina, al que dirige el 33 por ciento de las exportaciones

El discurso ante el Comité Olímpico Internacional (COI) de Ignacio ‘Lula’ Da Silva, presidente de Brasil, fue el último empujón para que los jueces se decidieran por Río de Janeiro como sede para la celebración de los Juegos Olímpicos de 2016 . Les convenció a ellos y hubiera convencido a cualquiera. No sólo la emotividad de sus palabras sino el respaldo que ofrecían los datos económicos, convirtieron a Río de Janeiro, en particular, y a Brasil, en general, un país propicio para desarrollar el mayor evento deportivo mundial. Y la apertura a las inversiones internacionales con perspectivas de futuro.  

Río de Janeiro, foco de inversión

Río de Janeiro, dentro de seis años, recibirá a más de un millón de turistas y 15.000 atletas. Y es que los Juegos Olímpicos se celebrarán allí. La estructura natural propia de la ciudad generará cuantiosas inversiones en la misma sin gastos adicionales, inconvenientes con los que han tenido que lidiar otras sedes, como el caso de Pekín, donde para celebrar los deportes de aguas abiertas había que trasladarse 800 kilómetros del núcleo central. Río de Janeiro cuenta con playa, lagos y algunos estadios ya levantados debido a la celebración de los pasados Juegos Panamericanos. Sin embargo, sufre carencias, tanto en infraestructuras como en transportes.

Según Wanderleiz Wariz, Subsecretario de Relaciones Internacionales de la Secretaria de Desarrollo de la Municipalidad de Río de Janeiro, existe un déficit de 3.000 plazas hoteleras por cubrir en Río. No hay grandes cadenas instaladas en la ciudad y este es un gran nicho de mercado que las firmas deben aprovechar. El gobierno, por su lado, ha reducido en un 50 por ciento los impuestos urbanos y ha flexibilizado las reglas de construcción en el centro de la ciudad.  

El Estado ha implantado dos planes para el desarrollo y la inversión. El Programa para la Aceleración del Crecimiento (PAC), el más importante que se ha creado en el país hasta ahora, con una inversión de más de 150.000 millones de euros. El conjunto de medidas que lo forman abarcan proyectos concretos de inversiones en infraestructuras, estímulos al crédito, a la financiación de las inversiones y elimina los obstáculos burocráticos. 

El sistema de Parcerías Público-Privadas (PPP) se propone inyectar dinero desde el sector privado a los sectores de infraestructuras básicas. Está dirigido a cubrir las carencias en infraestructuras de transportes, ya que sólo el 10 por ciento de la red viaria está asfaltada y sólo comprende el transporte de mercancías. CAF tiene previsto entregar a finales del mes de marzo los primeros trenes que ya ha hecho para el gobierno brasileño. Este sistema de parcerías está dirigido, también, a cubrir un saneamiento básico, ya que sólo el 48 por ciento de la población tiene acceso al sistema de alcantarillado.

El otro gran caballo de batalla de Río de Janeiro es el área portuaria. Barcelona ‘92 sentó las bases para revitalizarla y que ésta pasara de ser un zona a penas transitada a convertirse en emblema de la ciudad y punto neurálgico de las olimpiadas. Aunque en Río de Janeiro esta reforma portuaria ya se había iniciado antes de la concesión de los Juegos Olímpicos, la celebración de este evento ha reactivado, y acelerado, el proceso para ofrecer unos mejores servicios. Además de la inversión en viviendas residenciales, esta reforma conlleva una reforma urbanística de transportes que debe ser cubierta.

 

Brasil, objetivo para la empresa española

Brasil es un mercado prioritario para España porque es la ‘cabeza de puente’ para entrar en América Latina y es un país en crecimiento que dispone de abundantes recursos naturales, estabilidad política y unos sólidos fundamentos económicos. La basta extensión de territorio con la que cuenta establece diferencias geográficas y, en consecuencia, comerciales. Mariz, recomienda establecerse en el país mediante un socio local que conozca las fluctuaciones del mercado brasileño y poder así establecer las diferentes estrategias de desarrollo. 

La inversión extranjera en Brasil se caracteriza por materializarse en filiares o joint-ventures con socios locales; no requiere autorización previa; están en igualdad de condiciones a la hora de invertir tanto las empresas con capital extranjero como las que disponen de capital nacional y, desde octubre de 2009, la Cámara de Diputados aprobó una propuesta de Ley para aplicar una tasa del 2 por ciento a los capitales destinados a la inversión en cartera con el fin de reducir la presión sobre el real, la moneda local.

En términos de inversión de stock, España es el tercer inversor mundial en el país con 35.352 millones de dólares. Es el primer destino de nuestras exportaciones a la Latinoamérica, concentrando el 33 por ciento de toda la inversión española en esa área. Desde noviembre de 2003 existe un Plan de Asociación Estratégica Brasil-España centrado en dos focos de trabajo: un marco regulatorio para las inversiones y las cuestiones comerciales, y una inversión en las infraestructuras para el transporte. Hay que destacar la presencia de grandes multinacionales españolas en el país con el potencial efecto arrastre que esto conlleva para las pymes. Brasil, es una clara apuesta de la Administración española ya que, además, se engloba dentro del Plan Integral de Desarrollo del Mercado (PIDM)

Por zonas, la inversión española en el país se sitúa en los polos industriales. São Paulo acapara la mayor parte de las ventas, seguido de Río de Janeiro, Minas de Gerais y los estados del sur.

Brasil importa el 40 por ciento de materias primas y productos semi-manofacturados, el 20,7 por ciento de bienes de capital y el 13 por ciento restante de bienes de consumo. Las inversiones españolas en Brasil siempre han estado ligadas al ámbito de las privatizaciones, sobre todo en el sector de las telecomunicaciones –Telefónica-, energía –Endesa, Gas Natural o Iberdrola- y en el sector financiero- Grupo Santander o BBVA-. Sin embargo, el ámbito de la automoción empieza a escalar posiciones y el turismo, gracias a la Copa de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016, han reactivado este sector en el nordeste del país.

¿Por qué Brasil?

Con 192 millones de habitantes, Brasil -según el Banco Mundial (BM)- es la novena potencia económica mundial con un Producto Interior Bruto (PIB) que equivale al 33 por ciento del PIB total de América Latina. Durante 2008, éste creció un 5 por ciento, y aunque en 2009 sólo aumentó en un 1 por ciento, se calcula que durante los próximos cinco años crezca a un ritmo del 5 por ciento anual. Según los expertos, si este nivel de crecimiento continua, Brasil en 2020 se convertirá en la cuarta economía mundial. 

Es el líder económico de Latinoamérica y es la plataforma ideal para entrar en el mercado suramericano. Gracias a una ortodoxia política, elogiada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), Brasil ha recobrado la credibilidad en el mercado internacional. Esto le ha valido para conseguir la acreditación de Investment Grade por parte de las tres mayores empresas de riesgo del mundo, Fitch Ratings, Standard Poor’s y Moody’s, hecho reseñable debido a la crítica situación económica global. Por primera vez en su historia, el año pasado, Brasil dotó de 10.000 millones de dólares al FMI para el apoyo a los países emergentes.

El gobierno de Lula ha logrado corregir los desequilibrios macroeconómicos al mismo tiempo que ha conseguido mejorar las condiciones de vida. Por un lado, se han mejorado las cuentas públicas nacionales, lo que ha reducido la vulnerabilidad de Brasil frente al exterior; y por otro, las autoridades han cumplido sus compromisos para disminuir la inflación. Además, experimenta continuos superávits comerciales desde 2001, cifrándose el del pasado ejercicio en 25,3 millones de dólares.

Gracias al descubrimiento de los yacimientos en la plataforma marítima, dispone de reservas de petróleo y de gas natural, lo que provocó que en 2006 Brasil llegara a la autosuficiencia de crudo que se estima no termine de explotar hasta 2016

 

Fuente: ICEX, 12/03/2010


Aviso Legal  |  Política de Privacidad  | Perfil del contratante  |  Mapa Web
Oficinas Centrales: Centro Empresarial Zentro Expo, Edif. 63A, Pta. 2, Oficina A · Avenida Pablo Ruiz Picasso · 50.018 Zaragoza · España
Tel. +34 976 221 571 - Fax. +34 976 397 161
E-mail: info@aragonexterior.es
Icono de conformidad de XHTML 1.0 Transitional VálidoIcono de conformidad de CSS VálidaIcono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
Gobierno de Aragón