«Australia es un mercado previsible, confiable, pero hay que conocer sus reglas»

«Australia es un mercado previsible, confiable, pero hay que conocer sus reglas»

Aragón Exterior organiza el 22 de julio una jornada de reuniones individuales de asesoramiento sobre este mercado.

Pese a los 18.000 kilómetros que nos separan, las exportaciones aragonesas a Australia sumaron cerca de 28 millones de euros en 2018. Tras más de 26 años de crecimiento continuado, Australia es uno de los países más ricos en términos de renta per cápita y está entre las quince mayores economías del mundo. Destaca en los rankings internacionales como uno de los países más atractivos para los negocios. Las múltiples oportunidades de negocio que ofrece este país tanto para la exportación como para la inversión se refuerzan por la presencia de empresas españolas en sectores como defensa, energías renovables y tratamiento de aguas e infraestructuras, en los que se han ganado importantes contratos en el país.

Juan Millán, CEO de Gedeth Network

Juan Millán, Managing Partner de Gedeth Network, vicepresidente y secretario general de la Australia-Spain Business Association y delegado de Aragón Exterior en este mercado, resolverá las dudas de las empresas aragonesas el próximo 22 de julio. El formulario para participar en esta cita, que se desarrollará a través de reuniones de asesoramiento individuales, ya está disponible

Las exportaciones aragonesas a Australia las han liderado tradicionalmente la maquinaria y el material eléctrico. ¿Qué otros sectores ofrecen más oportunidades de negocio -tanto para la exportación como para la inversión- en la actualidad?

Juan Millán: Los proyectos de infraestructura y energías renovables están liderados por empresas españolas con grandes oportunidades y son muy receptivos a empresas aragonesas que les aporten valor en la cadena de ejecución. Otro gran polo sería la alimentación: los productos de alta calidad tienen cabida en este país, que se caracteriza por un altísimo poder de compra y gusto por lo ”europeo”. Por último, la maquinaria agrícola y las tecnologías del agua también ofrecen gran demanda.

¿Cuáles son las ciudades de referencia a la hora de plantear una estrategia empresarial en Australia?

Tradicionalmente, Sydney y Melbourne han copado la llegada de empresas. Sin embargo, recientemente Brisbane está despegando por sus menores costes operativos y crecimiento de la población.

Pese a la distancia geográfica, son varias las empresas aragonesas que operan en este mercado en sectores como la energía, minería o consumo (cerveza). ¿Qué recomendaciones daría para operar en un país tan lejano?

Prepararse. Una ventaja que ofrece este mercado es la previsibilidad: el australiano es previsible, confiable, pero hay que conocer sus reglas y seguirlas. Por ejemplo, las aduanas tradicionalmente son exigentes pero justas. Si cumples con lo que piden podrás entrar fácilmente.

Si la distancia puede ser un hándicap, también lo es la diferencia horaria. ¿Es el servicio posventa uno de los principales problemas que se pueden encontrar las empresas? ¿Hasta qué punto es necesario contar con presencia en el país? ¿Es fácil crear una empresa o delegación en Australia?

La gestión de horarios es uno de los principales retos operativos, por lo que es conveniente contar con una presencia local, ya sea con recursos propios o externos.

El proceso de creación de empresas, por su parte, es sencillo, transparente y no muy costoso. El mantenimiento de las operaciones con personal propio sí es elevado por las altas rentas que hay que pagar, pero existen fórmulas para flexibilizar los costes.

Brisbane

A la hora de hacer negocios, ¿pesa más la tradición anglosajona o la proximidad de las economías asiáticas?

Está cambiando, aunque siguen siendo anglosajones (la Jefa de Estado es la Reina de Inglaterra). Tradicionalmente tienen una percepción de isla (se denominan “down under”), pero 27 años de crecimiento económico ininterrumpido les ha dado mucha confianza y se nota en su forma de afrontar los negocios.

Por otro lado, cuentan con una excelente red de negocios/socios en Asia por cercanía geográfica y cultural (población migrante).  Se debe destacar la ventaja que suponen los estudiantes asiáticos que estudian en Australia y que, al volver a su país, son “contactos” en sus países de origen pero con fuertes lazos con sus antiguos compañeros de clase.

Según el Fondo Monetario Internacional, Australia ocupa el puesto 16 en el ranking de PIB per cápita. ¿Cuáles son los productos de consumo con más posibilidades en el país?  

Dependiendo de la fuente pueden ser considerados en el puesto 13. El país/continente es un isla, así que les gusta el “made in Australia”. No obstante, se han abierto mucho y productos que tengan el componente “europeo” están bien valorados. La competencia para entrar con Asia es fuerte, así que hay que encontrar un valor diferencial que ofrecer.

Las exportaciones de vino australiano se han disparado en los últimos años. ¿Es un mercado inaccesible para las bodegas aragonesas? O, por el contrario, ¿valoran los vinos importados?

Valoran los vinos importados pero tienen que ofrecer algo distinto. Ellos ya producen tempranillo allí. Un ejemplo: ellos compran por tipo de uva, así que uvas con valor diferencial tienen muy buen potencial. Por otro lado, nuestros precios de producción son excelentes y competitivos allí.

La UE todavía no cuenta con un acuerdo de libre comercio con Australia, aunque el año pasado comenzaron las negociaciones. ¿Es el momento ideal para posicionarse en el país o todavía se debe ser cauteloso?

Los Tratados de Libre Comercio (TLC) suelen llevar tiempo. Tanto el nuevo gobierno australiano como la mayoría de la UE recién elegida son partidarios del comercio, así que es posible que la negociación se acorte. Además, existen recientes casos de TLC de la UE que pueden facilitar la identificación del camino a seguir.

Cerrar menú