Elisa Rodríguez Checa: «Trabajando en proyectos internacionales descubres que existe una demanda real del mobiliario Contract fabricado en España»

Elisa Rodríguez Checa: «Trabajando en proyectos internacionales descubres que existe una demanda real del mobiliario Contract fabricado en España»

Arquitecta, diseñadora de interiores y con una amplia experiencia en proyectos internacionales, Rodríguez Checa participará la semana que viene en la jornada del Plan Contract Aragón que se celebrará en la Feria del Mueble de Zaragoza.

18/3/2022. Vuelve la Feria del Mueble de Zaragoza y el Plan Contract Aragón, impulsado por Aragón Exterior y las Cámaras de Comercio aragonesas, estará presente con la celebración de una jornada en este marco de referencia para el sector. En la cita, que se celebrará el 23 de marzo con la colaboración de Feria de Zaragoza y bajo el título “Nuevas formas de experimentar y relacionarse en el canal Contract: retos y oportunidades”, se abordarán temas como la colaboración empresarial, las relaciones profesionales y el diseño.

Entre otros ponentes, la jornada contará con la participación de Elisa Rodríguez Checa, profesora universitaria, arquitecta y diseñadora de interiores. Titulada como Arquitecto Superior por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM), cuenta con un amplio bagaje profesional y experiencia internacional en proyectos Contract: ha trabajado como studio leader en Rockwell Group -liderando el diseño de proyectos internacionales hoteleros y residenciales- o como coordinadora de diseño para el operador internacional de centros comerciales The Mills Corporation. También ha dirigido proyectos boutique como arquitecta por cuenta propia. Actualmente está al frente de Checa Studio, su propia firma de arquitectura y diseño.

Arquitecta, diseñadora de interiores… ¿con qué faceta profesional se identifica más?

Abordo estas disciplinas desde una visión holística. Para mí, el diseño de interiores es ‘arquitectura de interiores’ y apuesto por diseñar desde dentro hacia fuera. Tengo muy en cuenta el uso del espacio, la volumetría… y cómo se manifiestan todos los elementos en el exterior. El diseño no es un tema decorativo, es una cuestión espacial. 

Ha trabajado en múltiples proyectos internacionales de Contract. ¿Cómo percibe la situación actual y las perspectivas del mercado tanto a nivel nacional como global?

La pandemia nos ha hecho valorar más la necesidad social, poder compartir nuestra vida fuera del espacio doméstico. A la hora de diseñar espacios, algunos hábitos que nos ha dejado han llegado para quedarse: queremos poder disponer de espacios de teletrabajo, que nuestras viviendas estén más preparadas para acoger esa necesidad, contar con mayor flexibilidad en las oficinas a la hora de trabajar… Buscamos crear y experimentar con espacios más multifuncionales, con posibilidades más híbridas. Estas demandas también se han trasladado al sector hotelero, ya que acoge mucho más la necesidad de trabajar tanto en zonas públicas como en las propias habitaciones.

La próxima jornada del Plan Contract Aragón, en la que va a participar como ponente, se desarrolla en la Feria del Mueble de Zaragoza. ¿Qué percepción se tiene del sector español a nivel global?

El mobiliario en Contract es fundamental y España es una potencia a nivel internacional, con una relación calidad/precio inmejorable. Trabajando en proyectos internacionales descubres que existe una demanda real del mobiliario Contract fabricado en España. 

¿Qué importancia tienen las ferias para los prescriptores en la actualidad? A raíz de la pandemia, ¿ha ganado más protagonismo el canal online a la hora de buscar soluciones?

Las ferias, para el canal Contract, son fundamentales. El contacto presencial permite crear vínculos con esas personas que luego te ayudarán a desarrollar soluciones específicas. En estos certámenes encuentras aliados que te facilitan avanzar en los proyectos. Además, en nuestro sector es imprescindible poder tocar. Normalmente no nos termina de satisfacer solo el online: para elegir acabados necesitamos ver las muestras físicamente. Y para todas estas necesidades, las ferias y eventos son esenciales.

Como prescriptora, ¿qué busca en un fabricante de muebles a la hora de desarrollar proyectos?

En Contract es muy importante que los prescriptores empiecen a trabajar con los fabricantes en etapas muy tempranas de los proyectos. De esta manera, el proyecto se desarrolla de la manera más suave posible y el desarrollo técnico y las especificaciones avanzan de forma mucho más rápida. En definitiva, el proyecto está más preparado. Pero para que se produzca esta sinergia, los fabricantes deben disponer de un equipo técnico formado y preparado para que el trabajo realizado durante las fases preliminares pueda garantizar el éxito. Esa colaboración inicial es fundamental. 

A la hora de preparar un proyecto, pedimos a los fabricantes que dispongamos de un interlocutor que nos permita trabajar desde el primer día, que tengan voluntad y flexibilidad, que puedan aportar muestras y que puedan personalizar y desarrollar productos ad hoc. En Contract se valora muchísimo que tengan productos con una vuelta de tuerca respecto a las soluciones estándar. En esta época de globalización, resulta muy valioso que un producto destaque por su diferenciación.

Esta necesidad también está muy presente en hospitality. Los hoteles que cuentan con soluciones únicas aportan un valor añadido. Por ejemplo, para un proyecto desarrollado para Rockwell, el Hard Rock Hotel de Madrid, se colocó un solid surface en el que la composición era diferente al estándar y contaba con un color específico para ese proyecto.

Su compromiso con la sostenibilidad le ha llevado a la obtención de su Certificación LEED AP. ¿Hasta qué punto se valoran las soluciones sostenibles en Contract?

La sostenibilidad es una necesidad y, en estos momentos, una exigencia. Cada vez más clientes plantean las certificaciones de sostenibilidad como un plus a sus proyectos. Ya no es solo una cuestión de conciencia social, sino una necesidad de que se cumplan unos estándares de sostenibilidad. Los diseñadores y arquitectos debemos estar mentalizados y apostar por la reutilización, por la sostenibilidad de los materiales, por materias primas de fuentes con garantías de explotación, como es el caso de la madera…

Mi experiencia en proyectos internacionales también me ha enseñado la necesidad de poner en valor los productos nacionales. Trabajando en algunos desarrollos, ves cuestiones que no tienen mucho sentido como traer todos los materiales desde Europa para un proyecto en Oriente Medio o viceversa. Una de las cuestiones que me han ayudado a la hora de plantear un proyecto es utilizar el sentido común y poner en valor lo local.

Ahora ha puesto en marcha Checa Studio, su propio estudio de arquitectura y diseño. ¿Cómo surgió el proyecto?

A raíz de la pandemia tomé la decisión de dejar el mundo corporativo y lanzar mi proyecto personal. Mi objetivo es plantear proyectos integrales en los que la visión arquitectónica y la de diseño de interiores se relacionen con una narrativa central. Los proyectos residenciales te permiten forjar relaciones mucho más estrechas con el cliente, pero me siento muy cómoda e identificada con el sector Contract para desarrollos en hoteles u oficinas. Me gusta mucho plantear proyectos que ofrecen soluciones para colectividades.