«La percepción del producto español en Brasil es la mejor posible. Los compradores brasileños buscan tener mayor oferta de vinos españoles y también de jamón»
Mercado en São Paulo

«La percepción del producto español en Brasil es la mejor posible. Los compradores brasileños buscan tener mayor oferta de vinos españoles y también de jamón»

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es icon9-1.png
Fabiano Maciel, delegado de Aragón Exterior en Brasil y managing director de Interbev Business Strategy

Brasil, con 212 millones de habitantes, es el mercado más grande de Sudamérica. El país tiene las puertas abiertas para los productos agroalimentarios aragoneses, ofreciendo importantes oportunidades para subsectores como el del vino, el aceite de oliva o los embutidos y quesos, entre otros. El próximo 22 de febrero, Fabiano Maciel, delegado de AREX en Brasil y managing director de Interbev Business Strategy, mantendrá reuniones individuales de asesoramiento con empresas de la comunidad para resolverles todas sus dudas. En esta entrevista, el delegado de Aragón Exterior habla sobre las grandes oportunidades que existen en Brasil para las empresas aragonesas de sectores como el del vino, el jamón o el aceite -entre muchos otros-, pero advierte que es necesario seguir apostando por crear marcas memorables para los consumidores.

¿Qué percepción tienen los consumidores brasileños de los productos agroalimentarios españoles?

La mejor posible. Los consumidores entienden que los productos españoles cuentan con mucha calidad y por eso compran mucho cuando viajan a España. La tarea pendiente es potenciar en Brasil la oferta de estos productos para los compradores en cadenas de supermercados y tiendas gourmet regionales, ya que son los principales canales de entrada y distribución para estos productos.

Desde el punto de vista del etiquetado y el envase, ¿cuáles son los requisitos más comunes que se deben cumplir? ¿Cuáles son los errores más frecuentes que se suelen cometer?

Las cuestiones que son obligatorias en España son muy similares a las que exige el gobierno brasileño. Entre las particularidades, el principal requisito es añadir información obligatoria en portugués, la cual es requerida por las entidades sanitarias del país. El principal error que se suele cometer es no requerir a los importadores información previa al embarque.

¿Qué tipo de gravámenes y aranceles se aplican a los productos agroalimentarios que proceden de la Unión Europea? ¿Existen restricciones para la importación de alguno en concreto?

Los aranceles varían de acuerdo al sistema armonizado/clasificación fiscal de los productos, que pueden oscilar desde el 5% hasta el 30%. En Brasil solo no se pueden comercializar los productos que no tienen registro sanitario oficial en España.

¿Qué características debe cumplir un producto gourmet para tener mejor aceptación?

Para acceder a este canal en Brasil, el packaging debe ser premium. El producto debe ser preferentemente originario de una zona reconocida -como una denominación de origen, por ejemplo- y debe contar con una buena relación precio/calidad. Estos aspectos son fundamentales para construir marca y para empezar una cooperación comercial a largo plazo. 

¿Qué importancia se le da en Brasil a sellos de calidad o de certificación de origen de los productos agroalimentarios?

Marcan mucha diferencia porque son garantía de calidad. A los consumidores brasileños, que viajan mucho a España, les encanta conocer las historias y características de las zonas productoras.

Lineal de vinos en un supermercado de Belo Horizonte (Estado de Minas Gerais, al sureste de Brasil)

El vino lidera las exportaciones agroalimentarias aragonesas a este mercado. Las ventas de las bodegas aragonesas han duplicado su valor en 2021 respecto a 2020, superando los 1,78 millones de euros en el último ejercicio. ¿Qué caracteriza a este sector? ¿Cómo se consume vino en Brasil?

Los vinos españoles fueron los que más crecimiento registraron en importación de vinos en Brasil en 2021(+23%), superando al resto de países. Existe un potencial enorme porque se puede duplicar esta cifra año a año, pero todavía resultan necesarias promociones institucionales y privadas para poner los vinos de España en la mente de los consumidores de manera más frecuente. Los brasileños aún están descubriendo el vino, cambiando el consumo de cerveza por vino. Pero este interés supone tres millones de nuevos consumidores al año.

¿Cuáles son los principales canales de entrada para el vino? ¿Cuáles son las perspectivas?

Pienso que el canal off trade es la mejor puerta de entrada, ya que genera mayores volúmenes y permite llegar a los hogares de los brasileños más fácilmente. El trabajo en el canal on trade es más lento; agrega más valor, pero exige mayor inversión por parte de las bodegas. Las perspectivas son las mejores posibles, pues los compradores están buscando tener mayor oferta de vinos españoles. Los consumidores aprecian cada día más los vinos ibéricos, solamente existe la necesidad de ser más agresivos en la prospección comercial.

España es el primer exportador de jamón a Brasil y el segundo en embutidos, tras Italia.  ¿Son productos de consumo habitual o se consideran gourmet?

El consumo de jamón se ha incorporado en los últimos años a los hábitos de consumo de los brasileños. Incluso puedo afirmar que si existiera mayor oferta de jamones, comprarían mas. La oferta actual es escasa, muy limitada. Cuando no hay jamón disponible, los consumidores recurren a los embutidos locales o de Italia.

Brasil es un mercado en el que se consume mucho más aceite de oliva que en otros países más cercanos como, por ejemplo, Alemania o Reino Unido. Sin embargo, las exportaciones de aceite de oliva las lidera Portugal y, a una distancia notable, España. ¿Cómo pueden mejorar su posicionamiento los productores españoles frente a los lusos?

El consumo de aceite de oliva en Brasil es enorme, mayor incluso que el consumo de vino. Portugal lleva más de 15 años realizando un trabajo de promoción comercial (del país, de las zonas productoras y de las marcas) muy fuerte, cuestión que seguramente está marcando la diferencia. Si los consumidores brasileños no recuerdan a España y sus productos, seguramente seguirán comprando de Portugal.