«Las empresas que quieran operar con éxito en Brasil deben tener una visión a largo plazo, establecer representantes, tener inventario local y, si el volumen lo permite, comenzar a fabricar en el país»

«Las empresas que quieran operar con éxito en Brasil deben tener una visión a largo plazo, establecer representantes, tener inventario local y, si el volumen lo permite, comenzar a fabricar en el país»

Fabio Yukio Yamada

Brasil es una de las economías más importantes del mundo, pero las relaciones económicas de este mercado con Aragón aún tienen mucho recorrido y capacidad de mejora. Para que las empresas aragonesas puedan resolver todas sus dudas sobre este mercado, Aragón Exterior ha organizado esta semana una sesión de reuniones individuales de asesoramiento con Fabio Yukio Yamada, fundador y CEO de Tradebrz, consultora afincada en Brasil, y delegado de Aragón Exterior en el país. Yamada cuenta con más de 35 años de experiencia en el desarrollo de negocios internacionales, representando a agencias de internacionalización de varios estados americanos y australianos, así como a empresas privadas en Brasil y Latinoamérica. En esta entrevista analiza la situación de la economía brasileña, dónde se encuentran las principales oportunidades de negocio y qué deben tener en cuenta las empresas aragonesas.

Después de Estados Unidos e India, Brasil es el tercer país del mundo más afectado por la pandemia. ¿Qué medidas están vigentes en el país que afectan directamente a la economía? (Restricciones de movilidad, cierre de establecimientos comerciales y hosteleros …)

A pesar de la desaceleración económica en 2020 y 2021 en algunos sectores clave de la economía brasileña, principalmente en industrias intensivas en mano de obra – como gastronomía y turismo, ocio, transporte, el comercio minorista, educación, producción y ferias – provocada por la grave situación pandémica, otros sectores se han adaptado y han aprovechado los cambios en el comportamiento social como el teletrabajo, las compras online, soluciones bancarias fintech, entregas urgentes, servicios en línea o de telesalud.

Han aprovechado las políticas macroeconómicas a su favor: La devaluación de la moneda local, las tasas de interés más bajas y los subsidios para familias de bajos ingresos. En el comercio internacional también hay factores beneficiosos: Han aumentado las compras de alimentos por parte de China, y como consecuencia de la devaluación de la moneda las exportaciones en general han aumentado.

La combinación de estos factores ha llevado a un crecimiento récord en los siguientes sectores:

  • La logística exprés aumentó proporcionalmente a las compras en línea: dos dígitos en 2020
  • Sector inmobiliario: Las tasas de interés son más bajas y mucha gente busca lugares más cómodos para vivir, lo que ha llevado a un aumento de las ventas de propiedades.
  • Agricultura: las exportaciones de cereales y una cosecha favorable aumentaron la producción en un 5%
  • Minería: la mayor demanda de minerales por parte de China aumentó los precios y el volumen en un 5%
  • Soluciones fintech y banca en línea
  • TIC: comunicaciones digitales y soluciones TIC para facilitar el teletrabajo
  • Alimentos y bebidas: aumento y consumo más diversificado de alimentos y bebidas en el hogar
  • Las ventas de muebles aumentaron como resultado de las renovaciones en el hogar

A pesar de ser una de las economías más importantes del mundo, Brasil está lejos de ser uno de los principales destinos de las exportaciones aragonesas (puesto 33 en 2020). ¿Es un mercado complicado para empezar a comerciar u operar? ¿Cuáles son las principales preguntas a considerar antes de intentar hacer negocios en Brasil? (Idioma, costumbres, si es preciso tener presencia local, aranceles, tributación)…

Durante las últimas décadas, Brasil implementó políticas para proteger a las empresas establecidas en el país, ya sea imponiendo altos aranceles de importación o imponiendo el registro y / o certificación de ciertos bienes. Como consecuencia de este hecho, las empresas que quieran operar con éxito en el mercado brasileño (y en el regional) deben tener una visión de largo plazo y utilizar estas reglas a su favor, estableciendo representantes de ventas, distribuidores, tener inventario local y, si el volumen lo permite, comenzar a fabricar en Brasil, inicialmente a través de terceros y luego tener su propia planta de fabricación.

Las Zonas de Comercio Exterior (FTZ) o los Puertos Secos o los Depósitos Aduaneros han crecido más del 25% en los últimos tres años, una vez que las empresas internacionales se enteraron de que pueden tener inventario en un Depósito Aduanero pero solo pagan impuestos y aranceles si y cuando el producto “cruza ” la frontera con el mercado local. Antes de eso, el producto puede enviarse de regreso al origen o a cualquier otro país, ya que está en “aguas / suelo internacional” y no se aplican impuestos ni burocracia local a ese producto.
Sin duda, podemos ayudar a las empresas a tener éxito presentándoles empresas locales que estarán encantadas de trabajar con ellas.

Las principales exportaciones aragonesas a Brasil corresponden a capítulos como maquinaria, productos químicos, fertilizantes, material eléctrico… Pero las ventas de productos agroalimentarios -excepto el vino- son relativamente modestas. ¿Es un sector complicado para este tipo de producto? ¿Cómo valora el consumidor brasileño los productos agroalimentarios europeos?

El consumidor brasileño tiene una excelente percepción de los productos españoles – cada vez más minoristas masivos están importando productos de la UE – desde embutidos, frutas, productos congelados hasta bebidas y vino. La presencia de dos cadenas minoristas de la UE (Casino y Carrefour) en Brasil, ciertamente ayuda en la introducción de estos productos, ya que otros competidores locales se ven obligados a traer marcas y productos a la altura de su oferta. En los principales centros urbanos, los minoristas se están enfocando en la población de altos ingresos, con alto poder adquisitivo que se utiliza para viajar y tener acceso a productos gourmet diferenciados.

Con una capacidad de producción de más de 3 millones de vehículos, la industria automotriz tiene un peso estratégico en la economía brasileña. El sector importa principalmente de países asiáticos, EE.UU., México o Alemania, pero Aragón tiene una amplia experiencia en el sector y en la fabricación de componentes. ¿Cuáles son las principales oportunidades de negocio del sector en la actualidad?

El mercado secundario de nuevas piezas OEM es enorme para las empresas españolas, ya que la mayoría de los coches y camiones vendidos en Brasil siguen el diseño europeo. Las ventas en línea de repuestos automotrices crecen día tras día, con varios distribuidores ubicados en estados donde pueden beneficiarse de impuestos más bajos, ya que los concesionarios tienden a cobrar más y la mayoría de las veces, no tienen el repuesto para entrega inmediata.

¿En qué otros sectores económicos existen oportunidades de negocio?

Hay grandes oportunidades (la mayoría de estos sectores crecen a doble dígito) en:

  • Telemedicina
  • TIC
  • Fintechs
  • Logística
  • Energía solar
  • Gas y petróleo
  • Logística
  • Construcción civil en infraestructura
  • Gestión de agua y residuos
  • Agricultura
    • Granos,
    • Frutas,
    • Verduras
    • Carne: ternera, pollo, cerdo, pescado
    • Flores

En general, ¿cuál es la mejor fórmula para empezar a operar en Brasil?

La mejor fórmula es comenzar por nombrar a un representante de ventas local; esta es la forma menos costosa de conocer el mercado y realizar los ajustes necesarios en el producto o servicio.