¿Qué oportunidades ofrece América Latina para las empresas aragonesas de energía y medio ambiente?
De izquierda a derecha y de arriba abajo: Sara Espuelas (Aragón Exterior), Alberto Inocente (Perú), Jesús García (Colombia), Juan Moreno (Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay), Laura Irene Cruz Lerín (México) y Edwin Gavidia (Ecuador).

¿Qué oportunidades ofrece América Latina para las empresas aragonesas de energía y medio ambiente?

Aragón Exterior está desarrollando a lo largo de estos días la Semana Latinoamericana para los sectores de energía y medio ambiente. Los delegados AREX en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay están manteniendo reuniones individuales de trabajo con empresas aragonesas para explicarles tanto la situación actual de estos mercados como cuáles son las oportunidades que pueden presentarse. El martes se celebró la sesión inaugural de esta Semana Latinoamericana, en la que los delegados ya adelantaron las distintas perspectivas comerciales que ofrece cada uno de estos países a las empresas extranjeras con productos y/o servicios en el ámbito energético y medioambiental.

Seleccione el país en el mapa y acceda directamente al contenido de ese mercado:

Energía - América Placeholder
Energía - América

Bolivia

El delegado de Aragón Exterior y CEO de Decom Consultores, Juan Moreno, recordó que el país cuenta con un nuevo gobierno desde noviembre del año pasado. «Bolivia exporta sobre todo gas, petróleo y minerales como oro y zinc. El país mantiene las importaciones de bienes industriales y semimanufacturados y, con la COVID-19, la mayor caída se ha producido en bienes de consumo», apuntó.

Respecto a las oportunidades de negocio en el país, apuntó que el nuevo gobierno quiere universalizar los servicios básicos, «lo cual va a generar bastantes oportunidades en agua, saneamiento, energía convencional y renovables, en recursos minerales (evaporíticos) y en infraestructuras. En productos de consumo no va a haber grandes oportunidades. En salud se han licitado muchos hospitales y ahí hay opciones».

En cuanto al sector privado, «existe un ecosistema relacionado con el gas, la minería y el petróleo en el que las empresas españolas de ingeniería suelen ser muy competitivas».

Chile

Juan Moreno, delegado de Aragón Exterior y CEO de Decom Consultores, recordó la importancia de la minería en el país (50% de cobre y también zinc, sales…), así como otros sectores como el de la celulosa, pescado, vino y frutas. «Es un país cuasi-productor de materias primas, con lo cual acaban importando casi todo lo demás», señaló.

«Es un país muy abierto, con tratados de libre comercio con casi todo el mundo, incluida la UE. Esto nos da ventaja para entrar con casi cualquier producto. Importan bienes industriales, semimanufacturados y bienes de consumo».

«En energía, hay una apuesta por incrementar la importancia de las renovables y las oportunidades más significativas están en hidroeléctrica y solar», apuntó Moreno. «El problema para operar en Chile es que allí ya está casi todo el mundo, por lo que hay que ir con productos o servicios diferenciados», aconsejó.

En minería «hay proyectos siempre» y la actual forma de trabajar virtual «permite que nos acerquemos a zonas del país que en condiciones normales nos costaría más si fuera en una misión presencial».

Moreno también recordó el efecto positivo de las empresas españolas instaladas en el país, ya que posibilitan operar en Chile a otras españolas.

Colombia

Jesús García, delegado de Aragón Exterior y gerente de Coinco Consultores, destacó que la situación geográfica del país, en el centro del continente, les ha permitido que muchas empresas hayan elegido este país para llegar a otros muchos mercados. El país cuenta con 12 acuerdos comerciales, entre los que se incluyen la Alianza del Pacífico y el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, así como acuerdos de promoción y protección recíproca de inversiones y convenios de doble imposición. «La relación económica con España ha sido muy dinámica históricamente», apuntó.

García señaló que existen varios polos de negocios más allá de Bogotá: «La minería está bastante concentrada en Medellín, tanto oro como carbón; en Bucaramanga, los pozos petroleros…». «La pacificación de zonas del país ha permitido inversiones mucho más potentes en el sector minero y hay zonas disponibles para nuevos proyectos», afirmó.

«Los sectores que están llamados a ser el motor de la economía colombiana coinciden con aquellos en los que España destaca mundialmente», señaló García, que apuntó a sectores como el del agua, energía, medio ambiente, minería, sostenibilidad o turismo.

García destacó que la apuesta de Colombia por la transición energética se apoya en tres pilares: eficiencia, confiabilidad/cobertura y sostenibilidad. «Todo esto pasa por cuatro ejes estratégicos para el gobierno: apuesta por las energías renovables y nuevas fuentes de energía, la seguridad energética, la movilidad sostenible y la diversificación minera».

«Colombia tiene recursos extraordinarios desde el punto de vista de la energía: agua (está entre los 10 países que concentran el 46% de la oferta hídrica), viento (regiones como Guajira tienen una velocidad del viento de 9m/segundo, el doble del promedio mundial) y sol (la radiación solar en Guajira es 60% mayor que el promedio mundial). Aprovechando el potencial energético del país, hemos diversificado nuestra matriz de generación eléctrica», añadió.

García también señaló la existencia de 28 nuevos proyectos energéticos en el país, entre ellos 14 de energías renovables, que conllevarán una inversión de 8 billones, generarán más de 6.000 empleos y reducirán las emisiones de CO2 en 9 millones de toneladas.

Ecuador

Edwin Gavidia, delegado de Aragón Exterior y CEO de Gavatrade, recordó que el país se encuentra en proceso electoral presidencialista. «Los presupuestos anuales de contratación pública relacionados con temas de energía y medio ambiente ya están elaborados, pero siempre se pueden hacer modificaciones en función de las prioridades del nuevo gobierno», apuntó. 

El país cuenta con una producción eléctrica de aproximadamente 24.000 GW, de la que el 72% procede de energías renovables, de los cuales el 97% corresponde a energía hidráulica, el 1,8% a biomasa, el 0,38% a eólica, el 0,21% a biogás y el 0,18% a fotovoltaica. 

«El Ministerio de Energía anunció proyectos de renovables para eólicos, solares y bioenergías. Hay un plan de electricidad hasta 2027», apuntó Gavidia.

Ecuador también tiene «un gran potencial minero, pero todavía no desarrolla la gran minería», añadió. «Es un sector que hay que tener muy presente, del que se espera que se desarrolle con gran potencia en los próximos años, pero estará ligado a la voluntad del nuevo gobierno. Pero es un tema que Ecuador no puede seguir aplazándolo mucho».

Respecto a las contrataciones públicas, en Ecuador se puede participar como empresas extranjeras. «En contrataciones de renovables, aquí no existen empresas con experiencia internacional como es el caso de España», añadió.

México

Laura Irene Cruz Lerín, delegada de Aragón Exterior en el país, señaló que el país se encuentra en una fase de reforma energética, que se firmó en 2013, creándose un marco regulatorio para la inversión. «La oportunidad es muy significativa. Esta reforma ha traído a los grandes grupos de todo el mundo, no solo de España», apuntó. Los beneficios básicos de la reforma son que permite la inversión privada directa en la generación y comercialización de la electricidad; la inversión privada por medio de asociaciones o contratos con el Estado en relación al financiamiento, instalación, mantenimiento, gestión, operación y expansión de las redes de transmisión y distribución; y la libertad de elección para empresas, que pueden elegir un proveedor de energía que se adapte a sus propias necesidades, por lo que existe una cartera variada de proveedores, con competencia en costes, tiempos, análisis de consumo y asesoría energética personalizada. 

«El Ejecutivo federal deberá generar certidumbre para no frenar la inversión extranjera y fortalecer la Comisión Federal de Electricidad», apuntó.

«El gran aliado e impulsor de las renovables es Joe Biden, el nuevo presidente de EEUU, lo que facilitará que la Unión Americana sea la punta de batalla del cambio climático. Para lograr este fin implicará a sus principales socios comerciales, México entre ellos, lo que dará más presión al país para apostar por las renovables», señaló Cruz Lerín.

Por otra parte, la firma del acuerdo comercial T-MEC aprobado con Canadá y EEUU «será un factor favorable para mover al sector. Aunque México reservó su soberanía en el manejo de recursos energéticos, hay otros capítulos (mejoras regulatorias, temas ambientales…) que el país debe cumplir y que están relacionados con el sector de la energía».

«Existen oportunidades en toda la cadena de valor del sector de la energía en México: en generación; en transmisión y distribución; y en suministro y comercialización», añadió.

La ubicación geográfica también juega a favor de México, que se encuentra «entre los tres principales países de América Latina con el mayor potencial de energía eólica y solar y, como región volcánica, también tiene un potencial geotérmico significativo».

Respecto a la demanda de electricidad, «está lista para crecer tanto en áreas rurales como urbanas. A pesar de que la tasa de electrificación del país es superior al 98%, casi tres millones de mexicanos -en su mayoría en áreas rurales- aún carecen de acceso a electricidad», añadió la delegada de Arex.

Paraguay

Juan Moreno, delegado de Aragón Exterior y CEO de Decom Consultores, recordó que es un país pequeño en población pero no en extensión, «y si hay zonas alejadas hay que suministrar agua potable y depurar o suministrar energía eléctrica, por ejemplo». 

Entre los sectores más importantes del país, Moreno destacó la energía eléctrica, soja, ganadería y maquilas. Entre las oportunidades de negocio que señaló el consultor se encuentran el sector inmobiliario, agua y saneamiento, obras públicas y energía. «Hasta ahora no había nada que hacer en energía porque tienen dos presas, con acuerdos con Brasil y Argentina, que producen una barbaridad de energía. En las energías convencionales está la empresa estatal, pero aquí ha surgido una novedad: desde finales de 2020 se pueden hacer proyectos fotovoltaicos vendiendo energía a países vecinos utilizando las redes de la compañía eléctrica. Esto sí abre la posibilidad de proyectos fotovoltaicos. Ahora no hay nada, así que estamos en el inicio, estamos cuasi-vírgenes en este campo, por lo que sí existen oportunidades», remarcó. «Es el momento ideal para que determinadas empresas españolas vayan y vean qué opciones reales tienen. De ingeniería no tienen prácticamente nada», aconsejó.

También hay oportunidades en inmobiliario y construcción con la remodelación de ciudades; agua y saneamiento, donde hay bastante por hacer porque las infraestructuras son deficitarias; transporte y carreteras… «Es un país con mano de obra barata y los impuestos son bajos respecto a los países vecinos», añadió Moreno.

Perú

El consultor Alberto Inocente, de Andina Holding, destacó que es un país muy grande y descentralizado y que cuenta con Tratado de Libre Comercio con la UE. «El país depende de varias industrias extractivas y las grandes empresas mineras del mundo están trabajando en el país. La minería está muy fiscalizada en temas de tratamiento de agua. Cada proyecto minero tiene que crear sus propias ciudades y resolver sus temas de energía, por lo que ser su proveedor es muy importante».

Perú ha pasado a liderar la producción mundial de diversos productos agroalimentarios, «pero ello conlleva problemas con, por ejemplo, la carencia de agua. Es un país con dependencia tecnológica, que casi siempre es importada. Ahí España ocupa un lugar especial».

El país está cambiando su matriz energética: «Hemos dejado de depender del carbón que se importaba de Colombia. Tenemos uno de los yacimientos de gas más importantes del mundo, pero se tiene tan poca experiencia que Colombia es uno de los principales proveedores de tecnología. La dependencia de tecnología importada es muy alta», apuntó.

«España está presente en casi todos los sectores pero todavía hay un hueco muy importante por ocupar a través de licitaciones. En áreas como energía solar, agua…, Perú no tiene experiencia y España la puede proveer», afirmó Inocente.

Uruguay

El delegado de Aragón Exterior y CEO de Decom Consultores, Juan Moreno, señaló que entre los sectores más importantes del país se encuentran el agroganadero, pasta de papel, turismo y TIC. «No hay oportunidades en minería ni se las espera», remarcó.

«Es un país que está satisfecho en cuanto a producción de energía. Desde hace 4 o 5 años ya están con proyectos eólicos y fotovoltaicos. Ahora mismo tienen exceso de energía que incluso revierten al exterior», señaló. Pero hay oportunidades: «La energía en el país tiene unos costos altos y estamos ante un mercado que en ciertos aspectos se parece al español: hay que buscar la eficiencia, el ahorro, impulsar proyectos pequeños de energía para las granjas,…». «Y es un mercado en el que no hay tanta presencia y competencia internacional como, por ejemplo, en Chile», añadió. En las empresas estatales también hay oportunidades, con proyectos asequibles también para las pymes. 

Si desea más información sobre proyectos internacionales de energía y medio ambiente, póngase en contacto con Sara Espuelas (Aragón Exterior) a través del teléfono 976 221 571 o el correo sara.espuelas@aragonexterior.es.